Sesiones Individuales de Musicoterapia

Las sesiones individuales de Musicoterapia están dirigidas a aquellas personas que necesiten mejorar sus estados emocionales, trabajar el autoconocimiento o el desarrollo personal, o que quieren realizar algún cambio en su vida y no saben cómo ni por donde empezar. La sesión tiene una duración de 1 hora, donde abordaremos y trabajaremos aquellas cuestiones que necesites.

Durante la sesión se combinan dinámicas de expresión verbal y de trabajo con tus pensamientos, ideas y creencias, con dinámicas no verbales donde trabajaremos con música. La música tiene la capacidad de conectar directamente con nuestras emociones permitiéndonos sentirlas, expresarlas y liberarlas.

La Musicoterapia se aplica en los siguientes ámbitos:

  • Ansiedad
  • Depresión
  • Estrés
  • Procesos de Duelo
  • Traumas y heridas emocionales
  • Dolor crónico
  • Salud Mental
  • Enfermedades Neurodegenerativas
  • Trastornos del desarrollo
  • Lenguaje, comunicación y aprendizaje.
  • Trastornos del Espectro Autista
  • Disfunciones motoras

 

Si quieres conocerme mejor y ver cómo podemos trabajar juntos, te ofrezco una sesión de exploración gratuita telefónica. Haz clic en el botón de abajo y rellena el formulario. Elige el día y la hora a la que quieres que te llame. Resolveré todas tus dudas y juntos veremos cual es la mejor solución para ti.

Rellenar el formulario no te compromete a nada y puedes cancelar nuestra cita cuando quieras. Los datos que me facilites serán totalmente confidenciales.

Preguntas Frecuentes de Musicoterapia

La Musicoterapia es el uso clínico de la Música y sus elementos (ritmo, armonía, melodía y silencio) para abordar unos objetivos terapéuticos. Estos son restaurar, mantener o incrementar la salud física, mental y emocional de una persona.

Es necesario que haya un Musicoterapeuta cualificado y un cliente. La música es la herramienta de trabajo.

El uso de la Música con un enfoque terapéutico se remonta a la Prehistoria. Se utilizaban los sonidos y los ritmos en los rituales mágicos, religiosos o para la curación.

Los primeros registros escritos son del 1500aC, unos papiros encontrados en Kahum, Egipto, donde se habla de la influencia de la Música sobre el cuerpo, la mente y el espíritu.

Posteriormente, en la Antigua Grecia, Pitágoras, Platón y Aristóteles, teorizaron sobre la influencia de la Música sobre las personas, dotándola del poder para modificar los estados de ánimo y recuperar la armonía y la salud.

A lo largo de la Edad Media, el Renacimiento y el Barroco, se estudia la manera en la que  la Música influye positiva o negativamente sobre las personas, afectando a su cuerpo, espíritu, comportamiento y a sus emociones.

Será a partir del Siglo XVIII cuando se empieza a estudiar la influencia de la Música sobre las personas con un enfoque puramente científico. Estudiando desde la Medicina, el efecto que la Música tenía sobre los pacientes enfermos.

Llegados al Siglo XX se crea en 1950 en Estados Unidos la primera Asociación Nacional de Musicoterapia, ya que habían sido notables los beneficios que la Música tenía para los combatientes de la Segunda Guerra Mundial que estaban en los hospitales. Se empezó a promover el uso de la Música, congresos y la creación de una carrera universitaria.

Después de Estados Unidos, se crearán asociaciones en Inglaterra, Italia, Argentina y el resto del mundo. El primer congreso Internacional de Musicoterapia se celebró en Paris en 1974.

En España, será en 1974 cuando Serafina Poch funde la Asociación Española de Musicoterapia.

La primera sesión es una entrevista. En ella se hace un historial clínico y familiar del cliente. También se hace el historial sonoro-musical, para conocer sus gustos, su historia musical y el papel de la música y el sonido a lo largo de su vida

A partir de esta entrevista se acuerdan unos objetivos terapéuticos. Estos objetivos serán trabajados en las sesiones a través de distintas dinámicas: improvisar, analizar letras de canciones, tocar instrumentos, cantar, escuchar audiciones, visualizaciones, etc.

Los objetivos terapéuticos están bajo evaluación constante, para determinar cuando se han alcanzado los objetivos o cuando hay que modificarlos ya que cada cliente recibe un abordaje personalizado.

Las sesiones de Musicoterapia se pueden realizar de manera individual o grupal, incluyendo la terapia familiar y de pareja. El trabajo a realizar, los objetivos de la sesión y las dinámicas se adaptan a las necesidades.

  • Depresión y Ansiedad
  • Estrés
  • Dolores crónicos
  • Fibromialigia
  • Expresión emocional
  • Procesos de Duelo
  • Trauma
  • Aprendizaje
  • Comunicación y lenguaje
  • Trastorno del Espectro Autista (TEA)
  • Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH)
  • Trastornos neurológicos
  • Parálisis cerebral
  • Cuidados paliativos
  • Coordinación Motora
  • Enfermedades neurodegenerativas: Alzheimer, Parkinson, Demencia,…
  • Enfermedades raras
  • Autoconocimiento
  • Desarrollo del bienestar

No es necesario tener conocimientos musicales para asistir a una sesión de Musicoterapia. De eso, se encarga el Musicoterapeuta.

Las clases de Música tienen un objetivo pedagógico, desarrollar habilidades musicales: aprender a cantar, tocar un instrumento, lenguaje y teoría musical, etc. Aquí, la música, es la finalidad.

Las sesiones de Musicoterapia, por otro lado, tienen  un objetivo terapéutico, desarrollar unas capacidades y habilidades para alcanzar un estado de bienestar. La Música es el medio o herramienta para conseguirlo. Se puede aprender a tocar un instrumento o se puede aprender a cantar, pero la finalidad, será terapéutica.

La Música en Musicoterapia no es como una pastilla que el Doctor te receta tomar 2 o 3 veces al día. Por supuesto que escuchar Música puede ser muy beneficioso, pero la clave fundamental para que exista la Musicoterapia es que haya un Musicoterapeuta. Sólo así puede haber un proceso terapéutico con unos objetivos terapéuticos.

Escuchar Bach en casa, tres veces al día, durante 2 semanas, no es Musicoterapia. Pero !Ojo¡, puede ser muy beneficioso, y hacerte sentir muy bien, pero no es Musicoterapia. Otra cosa sería que como parte del proceso terapéutico, el Musicoterapeuta te recomendara escuchar la música que a ti te guste cuando te pongas ansioso. Aquí habría un objetivo terapéutico ligado a un proceso.

  • 626 812 999
  • luciasilencioarmonico@gmail.com
  • Madrid